Obituario
Guy Rosolato
(1924–2012)


Guy Rosolato nació en Constantinopla (hoy Estambul) en 1924 y murió en París el 6 de marzo de 2012.


Fue un espíritu psicoanalítico libre y creativo, dejó una influyente marca en los últimos cuarenta años con un importante conjunto de escritos anclados en su gran erudición, su preocupación por vincular los desarrollos en el pensamiento con las demandas de la vida humana y la realidad clínica y, por último, su capacidad para enfrentar el misterio de lo desconocido en todo momento.


A los 20 años se unió a las fuerzas francesas que combatían en Líbano. Después de la guerra, retomó los estudios de medicina que había interrumpido. En 1953 fue médico residente en el Hospital Sainte Anne en París, donde fue después médico jefe. Allí conoció a Henri Ey y a Lacan, con quien inició análisis. Hizo estrecha amistad con André Green, Roger Mises, Conrad Stein, Serge Leclaire, Daniel Widlöcher y otros, con quienes participó en intensos pero amistosos debates psicoanalíticos en los que cada cual defendía su propia posición. Después de todo, era la época en la que la escena psicoanalítica en Francia estaba desgarrada por disputas entre campos contrarios. Rosolato se unió a la SFP (Sociedad Francesa de Psicoanálisis) que se escindió de la SPP (Sociedad Psicoanalítica de París), en la que dominaba Jacques Lacan y entre cuyos miembros estaban los preferidos  Françoise Dolto y Daniel Lagache ya en 1953. Su tesis de 1957 sobre las referencias patológicas del surrealismo ganó un premio. Como tenaz pensador que siempre fue, ya confrontaba entonces la teoría lacaniana con su conocimiento de la obra de Freud y su experiencia clínica. Sus escritos entre los años 1954 y 1969, reunidos en el volumen Essais sur le symbolique, fueron reconocidos como sumamente creativos.  


Inicialmente discípulo de Lacan, en 1967 se unió a la APF (Asociación Psicoanalítica Francesa), que se escindió de la SFP en 1964. Tomó la decisión cuando Lacan introdujo la passé, un modo de formación característico de una institución que se había vuelto autoritaria. Rosolato pensaba que la APF encarnaba el rigor, la inventiva y la fidelidad a la letra y espíritu de los textos de Freud, sin la lealtad a un maestro o a un aparato institucional  – en una palabra, el patrimonio de la SFP–. 


Fue Presidente de la APF de 1977 a 1979. Didier Anzieu, Victor Smirnoff y el propio Rosolato fueron miembros del Comité Editorial de J.-B. Pontalis en la Nouvelle Revue de psychanalyse (publicada por Gallimard). Participó en Psychanalyse à l’Université con Jean Laplanche y trabajó en la Revue française de psychanalyse (publicada por PUF) y en Topique, la revista del “Cuarto Grupo”.   


Guy Rosolato buscó combinar la preocupación de Lacan por el lenguaje y el simbolismo con el otro, aspecto menos lingüístico asociado a los afectos, las huellas mnémicas y las fantasías. Planteó el concepto de significante de demarcación, que situó en una oscilación metafórica-metonímica entre el significado lingüístico y la comunicación no verbal, avanzando en el mismo camino de otros autores como W.R. Bion. Amplió las relaciones de objeto de Freud para abarcar lo desconocido. La relation d’inconnu  o “relación de desconocido” conceptualiza un área más allá de la angustia de castración con angustias de separación, de vacío o de muerte, un desarrollo teórico estimulado por la experiencia clínica de Rosolato respecto al fetichismo y las perversiones.  


Los escritos de Rosolato sobre sus intereses culturales, religiosos y mitológicos son ejemplos de sus originales contribuciones en torno al lugar de lo simbólico y los ideales en el pensamiento y prestan particular atención a la función del padre (el padre idealizado) y al lugar del deseo.


La fértil combinación de fidelidad y diálogo caracteriza la trayectoria de Guy Rosolato tanto a nivel personal como a nivel científico, presentando un psicoanálisis (su psicoanálisis) al que concebía como una exploración, como dar testimonio. Nunca le rehuyó a la controversia o incluso a la confrontación. Ciñéndose estrictamente a sus convicciones personales, fue capaz de preservar sus tradiciones heredadas aun cuando no temía someterlas a un severo escrutinio. “Sé crítico siempre” era el santo y seña que nunca dejó de expresar dentro de la Asociación Psicoanalítica Francesa y que es su mensaje a los psicoanalistas de hoy.


Dominique Suchet, Secretario General, Asociación Psicoanalítica Francesa

Obras principales
Essais sur le symbolique [Ensayos sobre lo simbólico]. Paris : Gallimard, 1969.
La Relation d’inconnu [La relación de desconocido]. Paris : Gallimard, 1978.
Eléments de l’interprétation [Elementos de la interpretación]. Paris : Gallimard, 1985.

Lecturas complementarias
Arfouilloux, J.–Cl. (2000) Guy Rosolato, Psychanalyste d’aujourd’hui [Guy Rosolato, un psicoanalista para hoy]. Paris: PUF.
Green, A. et al. (2009) L’inconnu, dialogue avec Rosolato [Lo desconocido,  diálogo con Rosolato]. Paris: PUF.