Candidatos para Representante Europeo (que aparecen en la lista por orden alfabético)

Estos textos son disponibles también en FRANCES, INGLÉS y ALEMAN

Todos los miembros de la API que se encuentren al día con sus obligaciones tendrán la oportunidad de votar por los 7 Representantes de su región. El Tesorero en ejercicio, el Dr. Juan Carlos Weissmann, ha sido elegido sin oposición para un segundo período de 2 años y, por consiguiente, no se le requiere votar por este cargo.

Los Representantes ocuparán tales cargos durante dos años con un máximo de dos mandatos consecutivos de dos años. Los candidatos elegidos como Representantes (7 de cada región) ocuparán dicho cargo desde el año 2013 hasta el año 2015. Los Representantes que no actuaron como tales en la Junta de Representantes durante el periodo 2011 – 2013 podrán presentarse a reelección para el periodo 2015 – 2017. 
 

Le rogamos ejercer su derecho de voto; cuanto mayor sea la participación, más fuerte será la API.

  

A continuación, se detalla una lista de los candidatos:

REPRESENTANTES DE LA JUNTA (VOTACIÓN SOLO POR REGIÓN)

 

Haga clic en la región pertinente para ver los manifiestos oficiales de los candidatos o visite sus blogs respectivos.

 

Marilia Aisenstein           Blog            (Paris Psychoanalytical Society)
Giovanna Ambrosio           Blog           (Italian Psychoanalytical Association)
Nicolas de Coulon             Blog           (Swiss Society of Psychoanalysis)
Shmuel Erlich           Blog           (Israel Psychoanalytic Society)
Anna Nicolò            Blog           (Italian Psychoanalytical Society)
Bent Rosenbaum             Blog           (Danish Psychoanalytical Society) 
Franz Wellendorf           Blog           (German Psychoanalytical Society) 


Candidatos para Representante Europeo (que aparecen en la lista por orden alfabético)



 

Si soy elegida, este mandato será el segundo de este ciclo y el último para mí.
En efecto, tras haber ocupado numerosos cargos en la Sociedad Psicoanalítica de París y en la A.P.I., fui elegida Representante Europea de la Junta de Representantes de la A.P.I. y del Comité Ejecutivo de la A.P.I. durante el período 2003 – 2007. Más adelante me nombraron presidenta del Comité Internacional de Nuevos Grupos hasta agosto de 2009. En 2011 volví a ser elegida Representante Europea de la Junta de Representantes.
La experiencia de casi 10 años de trabajo en la Junta de Representantes ha reforzado mi creencia en la importancia de esta tarea. La A.P.I.tiene como misión esencial y fundamental ser el guardián de la ética y de la transmisión del psicoanálisis a sus miembros de todo el mundo y a las sociedades de las tres regiones.
La vocación de la A.P.I. parece ser principalmente interregional. Sigo convencida de que una restricción administrativa en las regiones conllevaría un riesgo y, a largo plazo, implicaría una disminución de nuestros intercambios científicos.
Yo creo en la riqueza generada por la comparación de diferentes modelos y marcos teóricos, resultado de lecturas e interpretaciones del mismo corpus freudiano teórico.
Me parece crucial lograr poner en práctica esta pluralidad manteniendo el rigor indispensable.
Esto implica un conocimiento de las prácticas actuales, así como una reflexión continua sobre la capacitación y la transmisión de los valores del psicoanálisis.
A mi juicio, la misión de la Junta de Representantes es triple: es el garante de la transparencia democrática esencial para nuestra profesión. Debe transmitir al Ejecutivo la voz de los miembros y las sociedades. Debe informar a los miembros, a través de sus sociedades, de todos los proyectos del Ejecutivo. Por último, debe orientar y asistir al presidente en la gestión de los asuntos en el estricto respeto de las "normas y estatutos", en interés de los miembros y de la defensa de nuestra disciplina.
La futura Junta de Representantes deberá continuar la reflexión profunda ya iniciada sobre las expectativas de los miembros y las sociedades que a menudo se enfrentan a la crisis económica.
Habrá que contemplar las opciones posibles, aunque diferentes, en cuanto al futuro de la A.P.I.:
- La primera es ambiciosa y requeriría que la A.P.I. fuera un organismo de promoción que editara, publicara y pusiera en marcha programas científicos, y financiara numerosas y extensas investigaciones, así como comités internacionales que la regularan. Esta opción es interesante, pero conllevaría recargar las estructuras administrativas, y esto tendría su costo financiero.
- La segunda, que es la mía, sería una A.P.I. que garantizara la transmisión y la ética del psicoanálisis, pero cuyos objetivos se limitaran a fomentar y apoyar los intercambios teóricos y clínicos entre las tres regiones, a promover los grupos de desarrollo y a defender el psicoanálisis riguroso.

Lista de Cargos

API:  Presidenta Europea, Comité de Programa 1995-1997, Presidenta, Comité de Psicoanálisis y Sociedad 1997-2000. Representante, Junta de Representantes 2003-2007 y Comité Ejecutivo de la API.  Presidenta, Comité Internacional de Nuevos Grupos, de 2007 a 2009.  Presidenta del Comité de Visitas en Campo a Portugal, 2009 a 2010.  Representante Europea para  Junta de Representantes de API y Comité Ejecutivo desde 2011.  Sociedad Psicoanalítica de París: Tesorera, Secretaria, Presidenta, (dos mandatos), de 1991 a 1999.  Presidenta del Consejo Científico, de 1999 a 2003, Editora y co-fundadora de Revue Française de Psychosomatique. Presidenta de la Junta de Representantes de la Clínica de la Sociedad de París desde 2007.

  Giovanna AmbrosioEn la Declaración de la misión de la API, leemos que el propósito de su existencia es "fomentar los avances en el psicoanálisis...para asegurar el vigor y desarrollo constantes de la ciencia psicoanalítica". Durante los últimos años he notado con creciente consternación una tendencia hacia la confusión y las generalizaciones de varios tipos, las cuales han sido elogiadas como notables logros en nombre de: la "democratización", "innovación", "adaptación a la crisis económica" y "renovación de lo viejo".
Crisis y cambio
Pero ¿qué es nuevo y qué es viejo? ¿Cuáles son los cambios que tenemos que enfrentar los psicoanalistas? ¿Son intra-psíquicos? ¿Son relacionales? Las referencias simplistas a una comunidad psicoanalítica rígida y esclerotizada dentro de una impenetrable "torre de marfil" son, hoy en día, un prejuicio sin fundamento. Creo que los actuales cambios sociales, políticos y económicos no nos impiden considerar al psicoanálisis como una disciplina en la cual la teoría, el trabajo clínico, las técnicas y la ética forman una totalidad; tampoco creo que sus paradigmas básicos hayan sido refutados en forma alguna. Quizás sería útil discutir juntos si el psicoanálisis podría ser en sí mismo un instrumento valioso para comprender e interpretar dichas transformaciones y/o dificultades socioculturales.
Psicoanálisis y psicoterapia
En lo que concierne a la antigua pregunta sobre la "especificidad" del psicoanálisis, creo que más que seguir jugando a la ya estéril "búsqueda del oro y el bronce de los cruzados" (es obvio que todos nosotros, en nuestro trabajo clínico diario realizamos muchas intervenciones diferentes), deberíamos tener claridad mental sobre las diferencias entre ambos enfoques para evitar convertirnos en terapeutas iatrogénicos. Reflexionar juntos sobre la especificidad única del tratamiento psicoanalítico también nos permitirá restaurar la especificidad a la psicoterapia, la cual se está distorsionando cada vez más en una forma de psicoanálisis de baja definición.
Nuevas tecnologías
Por supuesto que sabemos que el cambio en sí mismo no trae necesariamente mejoras; el mismo puede contener las semillas del empobrecimiento y la pérdida del sentido. A lo largo de la historia de las ideas, hemos tenido el hábito de pensar, no en términos de cambio y desarrollo, sino en términos de la calidad y el "uso" del desarrollo. Internet es ciertamente un instrumento formidable y permite la posibilidad de "conectarse", pero ¿por qué "usarlo" hasta el punto de propugnar el análisis por skype, lo cual implica un "vaciamiento" conceptual de nuestra disciplina?
Expansión y calidad psicoanalítica
Quisiera darle mayor pensamiento a la importancia del vínculo entre la calidad psicoanalítica y la necesidad de difundir el psicoanálisis en diferentes países (mis ocho años de experiencia en el Cowap me ayudaron a comprender esto cabalmente) y también a reflexionar sobre el riesgo de usar nuestra atención hacia la expansión "hacia afuera" con el perjuicio de nuestro cuidado de lo que está sucediendo "hacia adentro". Creo que las implicancias de adaptar los tiempos, el método y el lugar de nuestros programas de capacitación a las distancias geográficas requieren una consideración más profunda.
Después de todo, para nosotros el psicoanálisis representa el "bien común" a ser protegido y promovido; y creo que sería importante para nuestra comunidad reflexionar juntos sobre lo que se pierde y lo que se gana a medida que avanzamos hacia supuestos nuevos horizontes de conquista.

Lista de Cargos

IPA  2001 -2005 Co-presidenta de Cowap (Comité de Mujeres y Psicoanálisis).  2005 -2009 Presidenta General de Cowap.  2009 -2011 Asesora de Cowap.  2000 -2011 Revisora ocasional de la revista International Journal of Psychoanalysis. 2012 - Miembro del Consejo Editorial de International Journal of Psychoanalysis.  Asociación Psicoanalítica Italiana (A.I.Psi) 1994 -1996 Editora del Boletín informativo. Desde 1996 Jefa Editora de Psicoanalisi (revista de Aipsi).  2003 - 2007 Secretaria de la A.I.Psi. Desde 2011 Co-Editora del sitio web.  Desde 2011 Directora del Instituto de Capacitación de la A.I.Psi.

 

      Nicolas de Coulon

Me presento como candidato a representante europeo por varias razones:
  1. Primero, estoy interesado en apoyar el trabajo del nuevo comité que estará encabezado por Stefano Bolognini y Alexandra Billinghurst Entré en contacto con ellos durante el período de mi mandato como presidente en la Sociedad Psicoanalítica Suiza y quedé impresionado por su estilo y compromiso; por eso, quiero ayudar a desarrollar sus ideas en un nivel internacional. Al mismo tiempo, conocí a otros representantes europeos y sentí que ellos formaban parte de un equipo con el que deseo trabajar.
  2. Al igual que todos nosotros, vengo de una sociedad nacional con sus propias características. Desde mi punto de vista, hay una necesidad clara de fortalecer los vínculos entre las sociedades y la API. El trabajo involucrado para forjar estos vínculos es de vital importancia: los mismos deben convertirse en una especie de cinturón de transmisión que conecte a las sociedades y sus necesidades con la API.
  3. En el nivel de la API, la reciente crisis institucional demuestra la importancia de continuar el trabajo de coordinación entre los diversos comités así como la importancia del desarrollo apropiado de las partes involucradas, como plataforma para los intercambios culturales y científicos.
  4. También quisiera promover actividades de difusión que involucran la diseminación y el diálogo con otras disciplinas para ayudar a asegurar que el psicoanálisis permanezca en consonancia con los desarrollos del mundo de hoy en día. Por ejemplo, no debe olvidarse la fructífera contribución del psicoanálisis al tratamiento psiquiátrico en las últimas décadas y valdría la pena volver a tomar las armas en una batalla que se considera – de forma prematura, desde mi visión – perdida. Como antiguo director de una institución psiquiátrica, no tengo dudas de que el psicoanálisis todavía tiene un futuro en la psiquiatría así como en el mundo de la psicología. Esto también ayudará a dar origen a la próxima generación. Con seguridad, lo mismo se aplica al sitio web de la API: al ser nuestra interfaz frente a la sociedad civil, el sitio nos representa. Sin embargo, también debería seguir desarrollándose para facilitar un diálogo genuino entre los miembros de nuestra asociación.
  5. La API es, desde mi punto de vista, un mercado de intercambios que confiere una identidad internacional fundacional a nuestras sociedades nacionales y puede, al mismo tiempo, garantizar un enfoque democrático que respete las tradiciones y culturas de cada región. Por eso, creo que es el momento de poner mis habilidades y experiencia institucionales al servicio de la totalidad inclusiva representada por la API, en la cual uno se sorprende gratamente una y otra vez, y donde, en cualquier lugar del mundo, uno siente que está en el seno de la propia familia.
Quizás les interese saber que estoy casado y tengo tres hijos y dos nietos; soy psicoanalista y trabajo de forma privada en Lausana. También me desempeño como analista de capacitación y trabajo con muchos candidatos tanto dentro de mi sociedad como fuera de ella, en actividades de difusión. Para obtener más información, pueden visitar mi sitio web: www.nicolasdecoulon.ch
Dependo de su apoyo para ayudarme a llevar a cabo este trabajo.

Lista de Cargos
API: Comité Europeo de Nominaciones 2010-2011;  EPF: Miembro del Consejo 2009-2012;  SSPsa (Sociedad Psicoanalítica Suiza): Presidente 2009-2012; Secretario (miembro del comité) 2000-2003; Presidente del Centro Psicoanalítico de Lausana 2006-2009; Miembro del Comité del Centro Psicoanalítico de Lausana 2001-2006.

   Shmuel Erlich

Los servicios prestados previamente en la Junta de Representantes de la API (2003-2007 y 2011-2012) me han proporcionado la comprensión y el conocimiento necesarios sobre los temas y dilemas a los que se enfrenta la API. La creciente diversidad actual de nuestra práctica psicoanalítica, los modelos de capacitación, el contexto cultural y las posiciones teóricas crean un extraordinario tapiz de sabiduría y experiencia, aunque al mismo tiempo producen diferencias y divisiones potenciales que no son fáciles de atravesar e integrar. Necesitamos el coraje y la sabiduría que nos permitirá lidiar con las polarizaciones y tensiones actuales al mismo tiempo que encontramos formas de asegurar que el psicoanálisis permanezca integrado. Ésta no es una tarea pequeña y requiere sensibilidad, pericia, liderazgo y capacidades de integración.
Un tema central que enfrentamos es el mantenimiento de los altos niveles de  formación que la API representa. Hemos avanzado de forma importante en esta área durante los últimos años. Estoy complacido y me siento privilegiado de haber jugado un rol significativo en el proceso de definir y aprobar los tres modelos de  formación que se han vuelto parte del Código Procedimental. Este importante acontecimiento ha ayudado a cambiar el foco de los debates sobre la frecuencia y la cantidad dirigiéndolo hacia temas más importantes de la formación psicoanalítica. Sin embargo, todavía enfrentamos una gran variabilidad en nuestra capacitación y una falta de conocimiento acerca de cómo producir los mejores profesionales del psicoanálisis. Como presidente anterior del Comité de Supervisión y Educación de la API, y junto a mis colegas, he trabajado para promocionar la reflexión y el diálogo entre los directores de formación y analistas de formación sobre cuestiones europeas y de otros lugares. Desearía continuar promoviendo esta causa. Este es un ejemplo del liderazgo y pericia que necesitamos tener en la Junta de Representantes.
Mi registro personal, profesional y psicoanalítico indica que puedo aportar estas cualidades a la Juntade Representantes. Mi trayectoria y experiencia personal abarca varios continentes, países e idiomas, junto con un conocimiento de primera mano de estas culturas y tradiciones. Mi experiencia profesional incluye la práctica privada y posiciones públicas tales como Jefe en Psicología y Director de un Servicio para Adolescentes en un hospital psiquiátrico así como los servicios prestados en varios comités parlamentarios y gubernamentales. Además de mi práctica psicoanalítica y psicoterapéutica de larga duración, me he capacitado y he trabajado como Consultor Organizativo y experto en las relaciones de grupo. Mis registros académicos incluyen 35 años de enseñanza e investigación en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde fui durante 15 años Profesor Sigmund Freud de Psicoanálisis y Director del Centro Freud para el Estudio y la Investigación Psicoanalítica. Mis registros psicoanalíticos incluyen una práctica psicoanalítica activa, el trabajo como Analista de Supervisión y Formación en mi sociedad, la enseñanza y supervisión en el Instituto y el desempeño de numerosos roles de liderazgo en la Sociedad Psicoanalítica de Israel así como en la EPF y en la API.
Creo que mi registro respalda ampliamente mi deseo de formar parte de la Junta de Representantes. Si soy elegido, haré todo lo que esté a mi alcance para lograr la integración psicoanalítica y para enriquecer el alto nivel y calidad de la formación y educación psicoanalítica.

Lista de Cargos

API
: Representante en la Junta de Representantes (2003-2007, 2011-2012); Presidente, Comité de Supervisión y Educación (2005-2011); Comité sobre Psicoanálisis y Universidad, Co-presidente Europeo, Miembro y Consultor (2003-a la fecha); Comité de Nombramientos; Comité sobre Prácticas Administrativas y Revisión; Comité de Capacitación Integrada (2011-a la fecha). EPF: Presidente, Grupo de Trabajo sobre Temas de Interconexión (2000-2005). Sociedad Psicoanalítica de Israel: Presidente, Comité de Formación (1993-1997); Presidente (1998-2002). Consejos Editoriales: Israel Annals of Psychiatry and Related Disciplines (1975-1978); Freie Assoziation (1998-2002); Organizational and Social Analysis (1999-a la fecha); Psiche - Rivista di Cultura Psicoanalitica (2001-a la fecha).

    Anna Nicolò

Considero que la API es el instituto de referencia de la totalidad del movimiento psicoanalítico. Proporciona el sentimiento de pertenencia y coparticipación dentro de una organización sólida pero ágil y flexible.
La API necesita continuar sus actividades y seguir siendo flexible y capaz de evolucionar como respuesta a los estímulos clínico-científicos.
La crisis que caracteriza al psicoanálisis hoy en día provoca una reducción en la presencia del psicoanálisis en los cursos de capacitación de las universidades y genera un empobrecimiento de los jóvenes al no tener a su disposición la riqueza que emerge de nuestra disciplina.
También podemos observar una disminución de la presencia del psicoanálisis en las instituciones públicas de salud. Esta situación limita el incentivo del crecimiento que puede surgir de los analistas a partir de la comparación con pacientes que son diferentes de aquellos que asisten de forma privada y hace que el suministro de la terapia en las instituciones públicas sea improductivo.
Estos dos factores, aparte de otros aspectos, producen una reducción en el número de solicitudes de capacitación e incrementa la dificultad de nuestros candidatos para conseguir pacientes.
Por lo tanto, es necesario abrir el psicoanálisis a diferentes contextos. De esta manera, permitiremos un conocimiento más correcto de nuestra forma de trabajar, la cual se ve frecuentemente tomada e imitada por otros modelos de psicoterapia.
El trabajo psicoanalítico llevado a contextos diferentes del esquema clásico con adultos como, por ejemplo, el trabajo con niños y adolescentes y sus padres o dentro de contextos institucionales además del trabajo psicoanalítico aplicado, ha demostrado ser particularmente útil en este sentido. Estos contextos presentan un desafío en el cual ya se están concentrando algunos colegas, pero necesitan un impulso que sea extremadamente preciso y equilibrado.
Estoy convencida de que las diferentes perspectivas de investigación que han estado enriqueciendo el mundo del psicoanálisis requieren una mayor intensificación. Un psicoanalista ya es de por sí un investigador, pero necesitamos multiplicar nuestros esfuerzos en este sentido.
Las sociedades psicoanalíticas actuales son diferentes tanto en sus modelos teórico-clínicos como en su constitución. Un intercambio recíproco puede generar un enorme crecimiento.
La tarea para la que me propongo es difícil, pero también conlleva una gran responsabilidad. La persona que lleve a cabo dicha responsabilidad debe ser sensible a las sugerencias que provengan de los colegas y debe mantener un punto de vista abierto.
Considero que mi trabajo puede mantenerse principalmente enfocado en al menos tres áreas:
La crisis que experimenta el psicoanálisis como causa de su progresiva desaparición de los estudios de psicología y psiquiatría en la universidad y su ausencia como herramienta terapéutica en el sistema público de salud.
La apertura y expansión del psicoanálisis en contextos con niños y adolescentes y en contextos de psicoanálisis aplicado y estímulos de trabajo en los diferentes contextos del psicoanálisis clásico como terapia oportuna y focalizada en el sistema público de salud.
El intercambio entre diferentes modelos teórico-clínicos y el conocimiento recíproco con miras al fortalecimiento de los elementos comunes y compartidos en el psicoanálisis en todo el mundo.
El trabajo que he realizado durante los últimos dos años en la Junta de Representantes de la API me ha hecho tomar una mayor conciencia de la importancia de lograr los objetivos que he fijado. Cada vez me siento más motivada a comprometerme en esta dirección y a contribuir al mantenimiento de la API, con el fin de que sea un punto de referencia para los analistas de todo el mundo.

Lista de cargos

API: Representante Europea Regional de la Junta de Representantes; consultora italiana para el Comité de Programa del 44vo Congreso de la API, 2005. FEP: Presidenta del Foro para la Adolescencia 2005-2011; Comité del Foro para la Adolescencia 2005-a la fecha. SPI: Secretaria Científica del Centro Psicoanalítico Romano (Sociedad Psicoanalítica Italiana) 2002-2006; Comité Nacional para el Psicoanálisis de Menores y Adolescentes 2001-2002; Comisión Local del Instituto de Capacitación (Sección uno, Roma) 2008-2012; a cargo de la sección “Adolescencia” en el sitio web de la SPI, 2009-a la fecha.

 

 

  Bent Rosenbaum

He sido miembro de la API desde 1992. Antes de esto, fui presidente de la IPSO danesa durante 9 años, incluyendo dos años como miembro del consejo ejecutivo internacional de la IPSO.
La devoción por el propio paradigma teórico junto con un respeto por las diferentes orientaciones es, según creo, un fundamento difícil pero vital para cualquier psicoanalista que posea responsabilidades importantes tanto en el ámbito nacional como en el ámbito internacional. Esto es algo que he mantenido como línea directiva durante toda mi vida profesional. Durante el período en el que era Director del Departamento de Psicoterapia en el hospital de la Universidad de Psiquiatría de Aarhus, desde 1989 hasta 1999, establecí una reputación por alentar el intercambio intercultural psicoanalítico general invitando a psicoanalistas de diferentes orientaciones teóricas (freudiana, kleiniana, winnicottiana, lacaniana) para que dirijan seminarios teóricos y de supervisión con el fin de asegurar que los psicoterapeutas y psiquiatras del sistema nacional de salud tengan una comprensión global del terreno psicoanalítico contemporáneo.
En el 2003, fui elegido para la presidencia de la Sociedad Psicoanalítica Danesa, convirtiéndome en un miembro del consejo EPF. El período de 7 años de mi presidencia me proporcionó la oportunidad de obtener una compresión más profunda del desarrollo y de los contextos de las sociedades y asociaciones europeas estableciendo relaciones laborales con muchas de ellas. En el 2010, llegué a ser el presidente europeo del Comité Internacional de Nuevos Grupos de la API, lo que me permitió desarrollar vínculos con numerosos miembros del comité patrocinador así como con los colegas ING de NAPSaC y FEPAL.
Espero que la descripción arriba detallada indique que cuento con una experiencia organizacional considerable a nivel sénior tanto en los ámbitos local, nacional e internacional. Esta experiencia incluye la capacidad de gestionar y contener tensiones de grupo, las cuales son inevitables, manteniendo el foco en la tarea que está al alcance de la mano con el fin de poder tomar decisiones y, en lo posible, llevarlas a cabo. Tengo un fuerte interés en la comprensión del funcionamiento grupal y la dinámica organizacional, lo cual ha sido de importancia capital en este respecto.
Si soy elegido, trabajaré para promover:
1. Los altos estándares éticos y educacionales en la formación de los psicoanalistas
2. Un respeto por las diferencias culturales en la API y la EPF. Creo que estas diferencias pueden ser una fuente de fortaleza. El rol de la API debería ser el de proporcionar marcos educativos, organizacionales y políticos, mientras que la estructura y el contenido deberían estar en manos de los cuerpos regionales y las sociedades individuales, las cuales poseen un profundo conocimiento y comprensión de las situaciones locales.
3. Una integración de la diversidad de las teorías básicas que pueden considerarse fundacionales en el pensamiento psicoanalítico mientras se promueve el desarrollo de cada marco teórico particular.
4. Finalmente, trabajaré para promover el psicoanálisis como un campo o disciplina teórica clínica y científica respetada. Creo que el trabajo interdisciplinario y los diferentes tipos de investigación son vitales para mantener el respeto y la comprensión del estatus único del psicoanálisis.
En mi forma de trabajar, daré prioridad a la transparencia, la honestidad, la claridad y la racionalidad en las discusiones y en las tomas de decisiones en la medida de lo posible.

Lista de cargos

2000-a la fecha Revisor para las revistas Scandinavian Psychoanalytic Review e International J Psychoanalysis.  2000-a la fecha Presidente del comité de investigación en la Sociedad Psicoanalítica Danesa.  2002-2009  Miembro del Grupo de Trabajo de la EPF sobre “trauma "  2004-2011 Presidente de la Sociedad Psicoanalítica Danesa.  2009-a la fecha Presidente del Comité de Nuevos Grupos de la API para Europa.  2011-a la fecha Presidente del Comité de Programa en la Sociedad Psicoanalítica Danesa. 


  Franz Wellendorf

1) Durante más de un siglo, el psicoanálisis ha sido tanto una ciencia viva y en desarrollo como una práctica clínica. Los psicoanalistas estamos interesados en proporcionar a nuestros pacientes un espacio para la comunicación auténtica y sincera. Es tarea de la API y de sus miembros promocionar los desarrollos teóricos y la práctica heterogénea del psicoanálisis con un espíritu de apertura y sinceridad. Deseo contribuir a la creación de una comprensión más profunda de los elementos esenciales del psicoanálisis.
2) La capacitación psicoanalítica es de importancia crucial para el futuro de nuestra disciplina.  Mediante el reconocimiento de los tres modelos de capacitación, la API ha dado un importante paso. Estos modelos demandan una mayor reflexión y deben examinarse el potencial y los límites de cada uno en diferentes culturas psicoanalíticas. Como miembro de la Junta, estoy abierto a las experiencias de otros países con respecto a la capacitación y al desarrollo de métodos nuevos e innovadores de capacitación.
3) Estoy interesado en reflexionar sobre el contexto socioeconómico y cultural en el que se practica el psicoanálisis en la actualidad y los desafíos asociados tanto para la teoría como para la práctica. La Junta de Representantes ofrece oportunidades particulares para examinar las condiciones transculturales de la práctica psicoanalítica con colegas pertenecientes a otras culturas. Una importante esfera de trabajo es la expansión hacia nuevas regiones tales como China, Corea y África del Norte. En mi opinión, debe revisarse la transmisión del psicoanálisis sobre la base de sus elementos esenciales y bajo la luz de estas consideraciones.
4) Quisiera alentar y apoyar las investigaciones psicoanalíticas innovadoras aunque sin favorecer ninguna área de investigación particular.
Desde mi punto de vista, es importante que la Junta de Representantes promocione una cultura de reflexión y cooperación abierta tanto interna como externamente. El bienestar de la API y de sus sociedades está en juego. Se ha formado una atmósfera productiva en la Junta de Representantes desde su reconstitución en México en el 2011. Entre otras cosas, se han intensificado los intercambios y la comunicación entre las tres regiones. Me gustaría facilitar este proceso mediante la promoción de la cooperación con la Junta de Representantes y la asistencia para asegurar que ésta sea competente y capaz de realizar sus tareas efectivamente. Lo que me importa es que exista un lugar en la Junta de Representantes y en sus comités para las ideas diferentes. Con este fin, se necesita un debate abierto, transparencia y flujo de información tanto interna como externamente.
Como miembro del grupo de EuroReps, el CAPR y el B&FC, deseo continuar el trabajo comenzado por estos comités. También deseo la protección de un presupuesto equilibrado, la búsqueda de respuestas a los desafíos de la vejez, una mayor reflexión sobre la capacitación y la revisión de los trabajos de los diversos comités de la API. Otra aspiración particular que tengo es trabajar junto con mis colegas para promover la cooperación con la EPF y con las sociedades europeas.
Los objetivos estratégicos adoptados en agosto de 2011 son especialmente significativos para la totalidad del trabajo de la Junta de Representantes y sus comités. Es vital que estos objetivos sirvan como guía para regir las numerosas actividades de la API. El tema que se presenta aquí es la transparencia en cuanto a los objetivos, la estructura y el trabajo de la API.

Lista de cargos
DPG
[Sociedad Psicoanalítica Alemana]: 1985 Analista / Supervisor de capacitación; Miembro / Catedrático en el Instituto de Hamburgo; 1991 – 1995 Presidente del Grupo de Trabajo de Hamburgo; 1991 – 2001 Miembro Ejecutivo de la DPG; 1995 – 2001 Presidente del Comité de Capacitación de la DPG; 2001 – 2011 Presidente de la DPG.  EPF: 2001 – 2011 Miembro del Consejo de la EPF; 2001 – 2005 Miembro del Grupo de Trabajo sobre Interfase de la EPF.  API: Desde agosto de 2011 - Miembro de la Junta de Representantes de la API, Presidente de EuroReps, Miembro de CAPR; desde agosto de 2012 – Miembro del Comité de Presupuesto y Finanzas.